Laboratorios de pruebas vanguardistas con sistemas de tuberías AIRnet

La British Standards Institution (BSI) ha instalado un sistema de tuberías AIRnet durante la renovación de sus instalaciones de pruebas de Hemel Hempstead, con un presupuesto de 4 millones de libras. La renovación incluía la sustitución de las tuberías de acero galvanizado antiguas por el sistema AIRnet modular de aluminio de Atlas Copco, que se instaló rápidamente para garantizar un suministro eficiente y fiable de aire comprimido a los usuarios de las instalaciones.

Aplicación de AIRnet en la BSI

La BSI ofrece una amplia variedad de servicios de certificación y pruebas, incluyendo evaluación previa, análisis de deficiencias, pruebas en lotes y pruebas de cumplimiento total. Cuenta con una de las instalaciones de pruebas y certificación más amplias del mundo. Esta institución recibió una Carta Real en 1929. Sus clientes se distribuyen en más de 90.000 emplazamientos de 150 países. Entre los socios de la BSI se encuentran instituciones de estándares internacionales, como la ISO, así como consultoras externas que ayudan a sus afiliaciones profesionales y clientes. Esta renovación era la cuarta de esta dimensión que realizaba la BSI en sus instalaciones de Hemel Hempstead desde 1959.

Proceso rápido y sin problemas

En el caso de la BSI, era importante que la instalación se realizara con interrupciones mínimas en los procesos de prueba, así como en las actividades de las áreas de administración a través de las que pasan las tuberías de aire comprimido.
El aspecto visual de las tuberías y los racores era un valor añadido a la flexibilidad de diseño del sistema y a su potencial de ahorro de energía. Además, el sistema está preparado para afrontar el futuro mediante una garantía de 10 años que cubre los daños causados
por defectos de los materiales.

Diseño inteligente y ligero

Como resultado del diseño inteligente y los materiales ligeros, AIRnet puede instalarse y fijarse en paredes y techos un 70 % más rápidamente que los sistemas convencionales. Además, para muchas aplicaciones industriales, los tubos y racores de AIRnet puede montarlos
un solo instalador en pocos pasos y sin necesidad de maquinaria pesada. Todos los componentes pueden ajustarse fácilmente y volverse a usar para facilitar las futuras ampliaciones de la red.